Ascitis en perros

Perro tendido sobre una alfombra

La ascitis puede ocurrir en cualquier perro, pero es el resultado de una enfermedad subyacente, por lo que ignorar los síntomas puede ser perjudicial para su perro. Conocer los signos de ascitis, lo que puede significar para su perro y cómo se trata es útil para cualquier dueño de mascota.

¿Qué es la ascitis en los perros?

La ascitis es un fluido libre que flota en el abdomen de un perro. El abdomen contiene muchos órganos, incluidos los riñones, los intestinos, el estómago, el hígado, el bazo, la vejiga y otros, pero normalmente hay muy poco líquido fuera de una de estas estructuras. Cuando se produce ascitis, estos órganos estarán rodeados de líquido que flota libremente en el abdomen.

Signos de ascitis en perros

  • Abdomen hinchado
  • Letargo
  • Respiración dificultosa
  • Jadeo
  • Aumento de peso
  • Disminucion del apetito
  • Vómitos
  • Malestar

El signo más obvio de ascitis en los perros es una panza hinchada. Esta hinchazón o distensión se debe al exceso de líquido que se acumula en el abdomen y hace que un perro parezca hinchado. Al igual que llenar un globo con agua hará que se expanda, un abdomen que se está llenando de líquido será más grande y redondeado de lo normal. Por supuesto, esto también causa molestias o dolor, así como presión sobre el diafragma, lo que puede dificultar la respiración de un perro con ascitis. Se pueden ver jadeos e incluso vómitos en estos casos en los que la presión ejerce presión sobre el estómago y el diafragma. Finalmente, se puede notar un aumento de peso debido al exceso de líquido en el abdomen.

Causas de la ascitis en perros

La ascitis ocurre como resultado de una afección subyacente, y algunas son más comunes que otras.

  • Problemas hepáticos : la hipertensión portal es un tipo de problema hepático que comúnmente causa ascitis en los perros. El líquido libre que se produce debido a problemas hepáticos generalmente se parece al agua y se debe a problemas de circulación y bajos niveles de proteínas en el cuerpo.
  • Sangrado interno: si un órgano interno ha sido traumatizado, podría haber sangrado interno. Esta sangre puede acumularse en el abdomen.
  • Ruptura de la vejiga: si una vejiga no puede vaciarse normalmente o está traumatizada, puede romperse y acumular orina en el abdomen.
  • Peritonitis: la peritonitis ocurre cuando el revestimiento de la cavidad abdominal se inflama debido a una infección. La ascitis puede resultar de esto.
  • Cáncer: si un cáncer causa inflamación del revestimiento abdominal, puede causar ascitis. La ascitis puede deberse a un tumor sangrante o problemas circulatorios.
  • Insuficiencia cardíaca : de manera similar a por qué los problemas hepáticos pueden causar ascitis, la insuficiencia cardíaca puede provocar problemas de circulación y provocar ascitis. Esta es una razón bastante común para la ascitis en los perros.
  • Problemas renales : otra razón común por la que un perro puede desarrollar ascitis se debe a la disfunción renal. Esto se debe a la pérdida de proteínas a través de los riñones en un perro con problemas renales.

Diagnóstico de ascitis en perros

Su veterinario realizará un examen físico completo y puede recomendar que se tomen radiografías para ver si hay líquido libre en la cavidad abdominal junto con cualquier anomalía que pueda causar ascitis. También se pueden realizar análisis de sangre y orina junto con un ultrasonido para encontrar la razón de la ascitis si no se observa en la radiografía. Finalmente, se puede insertar una aguja en el abdomen de su perro para ver si hay líquido presente. Si es así, este fluido puede ser analizado por un laboratorio para ver qué tipo de fluido es y ayudar a determinar de dónde viene.

Tratamiento de la ascitis en perros

El tratamiento de la ascitis variará dependiendo de lo que lo causó en primer lugar. A veces se necesitará cirugía para abordar la causa, pero también se usarán varios medicamentos y dietas especiales. Para proporcionar un alivio más inmediato de la presión del líquido, su veterinario puede drenar el líquido durante un procedimiento llamado abdominocentesis. Es posible que esto deba hacerse de forma bastante regular si la razón subyacente de la ascitis no puede corregirse con cirugía, medicamentos y cambios en la dieta. El drenaje de líquido generalmente se puede realizar sin sedación o anestesia con una aguja y una jeringa, pero solo ayuda a controlar los síntomas que causa la ascitis, no la razón subyacente.

Prevención de la ascitis en perros

Debido a que hay tantas causas de ascitis en los perros, es difícil prevenirla. Lo mejor que puede hacer para ayudar a mantener a su perro sano y evitar la aparición de ascitis es realizarse exámenes veterinarios regulares y análisis de sangre para detectar cualquier anomalía en su cuerpo. Esto puede ayudar a detectar enfermedades que pueden causar ascitis en sus primeras etapas y evitar que se acumule líquido en el abdomen.