¿Pueden los gatos comer melón?

Cantalupo

Dulce y refrescante, el melón es una fruta de verano favorita por una razón. Al igual que la sandía, la fruta baja en calorías tiene un alto contenido de agua y fibra y está llena de nutrientes. Pero, ¿puede su gato cosechar algunas de las vitaminas y minerales refrescantes y buenos para usted que se encuentran en el melón?

¿El melón es seguro para los gatos?

En términos generales, es seguro para los gatos comer frutas de melón como el melón. Pero, por supuesto, la moderación es clave: la mayoría de los gatos pueden disfrutar de forma segura algunos trozos de melón, pero si comen demasiado, pueden experimentar problemas que van desde el aumento de peso hasta la diabetes.

Al igual que con cualquier alimento nuevo que esté considerando ofrecerle a su gato, siempre debe consultar con su veterinario, quien puede brindarle orientación sobre cómo cobrar a su mascota única e individual. También es una buena idea introducir un nuevo alimento, incluso una fruta o una verdura saludable como el melón, a su gato lentamente con algunas piezas pequeñas al principio para que pueda controlar una reacción alérgica o cualquier indicio de que no puede tolerarlo. (como la diarrea, por ejemplo).

Beneficios para la salud del melón para gatos

El melón es una excelente fuente de fibra dietética, ácido fólico, vitamina B6, A y C, niacina y potasio, a la vez que es bajo en calorías y una rica fuente de fibra y agua. Y la buena noticia es que tanto usted como su gatito pueden beneficiarse de las vitaminas y nutrientes que se encuentran en el melón.

En particular, las vitaminas A y C proporcionan una serie de beneficios para la salud de los gatos, como su papel como antioxidantes. Los antioxidantes capturan los radicales libres, que pueden retrasar efectivamente el proceso de envejecimiento de su gato y promover una función celular saludable, así como ayudar a reducir el riesgo de ciertas enfermedades. El alto contenido de agua y fibra de Cantaloupe también ayuda a facilitar una digestión saludable y ayuda a prevenir problemas como el estreñimiento y la deshidratación.

Peligros del melón para gatos

El problema con muchas frutas, incluido el melón, es que tienen un alto contenido de azúcar . Aunque es un azúcar natural y bueno para usted, no es el mejor para los gatos porque puede causar aumento de peso y exacerbar problemas de salud como la diabetes. Los dueños de mascotas de gatos que ya tienen este tipo de problemas de salud deben ser especialmente cautelosos al alimentar a sus gatos con frutas como el melón.

Otro peligro del melón es que, como otras frutas de melón, contiene una corteza. Y si su gato lo consume, puede provocar grandes problemas, al igual que las cortezas de sandía, consumirlas no solo puede causar molestias gastrointestinales, sino que también pueden verse afectadas en el tracto digestivo de su gato. Las pieles duras y fibrosas de las cortezas también son un peligro de asfixia.

Además, aunque las semillas de un melón son técnicamente inofensivas, debes tratar de evitar que tu gato las coma, ya que pueden ser un peligro de asfixia. También querrás evitar que tu gato lama el exterior de un melón; Al igual que con muchas frutas y verduras, la piel externa puede contener bacterias dañinas, así como pesticidas y otros productos químicos que pueden enfermar a su gato.

 Cómo alimentar el melón a tu gato

Cuando se trata de melón, es probable que algunas piezas del tamaño de un bocado estén perfectamente bien para la mayoría de los gatos, aunque querrá omitir este tratamiento en particular si su gato tiene un estómago sensible o es diabético. Demasiado melón puede causar malestar gastrointestinal tanto en humanos como en sus homólogos felinos. Si su gato come melón y luego presenta síntomas como vómitos, letargo o falta de apetito, querrá alertar a su veterinario de inmediato.

Como cuando se ofrece toda la fruta, es importante lavar y fregar a fondo la superficie exterior antes de la preparación (esto evitará que las bacterias o pesticidas contaminen la fruta cuando comience a abrirla y cortarla para su mascota). También querrás quitar las semillas y la cáscara, y cortar el melón en trozos pequeños de una o dos pulgadas de grosor (solo ten en cuenta el tamaño de tu gato al cortar).

El melón solo debe ser alimentado como un regalo especial, y no como parte de su dieta regular. Incluso puedes poner melón en un Kong u otro juguete de rompecabezas para proporcionar un ejercicio mental emocionante y sabroso para tu gato.