Lidiando con la culpa después de dormir a una mascota

Hombre con viejo golden retriever afuera.

Las mascotas son partes importantes de nuestras familias, por lo que no sorprende que el dolor se sienta a menudo cuando mueren . Pero a veces la decisión de terminar con el sufrimiento de una mascota nos queda a nosotros y esto puede dar lugar a algunos sentimientos de culpa. Saber más sobre el proceso de dormir a una mascota y cómo lidiar con estos sentimientos es una parte importante del proceso de curación.

Razones por las que una mascota se duerme

Si bien a menudo deseamos que nuestras mascotas vivan para siempre, la realidad es que, al igual que las personas, las mascotas no son inmortales. Están sujetos a lesiones y enfermedades y eventualmente pasan de esta vida con o sin la ayuda de humanos. Algunos animales tienen enfermedades que no se pueden tratar, no pueden tener una buena calidad de vida, tienen dolor crónico, tienen órganos que ya no funcionan o se lesionan sin posibilidad de reparación. Estas razones y muchas más pueden justificar una discusión con su veterinario sobre cómo dormir a su mascota para aliviar el sufrimiento.

¿Cómo se duerme una mascota?

El método más común para dormir a una mascota es a través de una sobredosis de un agente anestésico. Este medicamento se inyecta en la vena de un animal y la mascota pierde el conocimiento, no puede sentir nada y su corazón, pulmones y cerebro dejan de funcionar. Por lo general, las mascotas también son sedadas antes de esta inyección para relajarlas y ayudarlas a mantenerse quietas. La sedación puede administrarse en el músculo o la vena. Los propietarios a menudo tienen la opción de estar con su mascota durante este procedimiento, pero no tienen que estarlo. Aparte del pinchazo de la aguja, este procedimiento se considera indoloro.

A veces, una mascota ya está bajo anestesia y la opción de dormir a una mascota surge debido a complicaciones o condiciones que no se pueden tratar. Se administra el mismo tipo de inyección en una mascota que ya está anestesiada para que la mascota no sienta nada.

¿Es humano poner una mascota a dormir?

La palabra eutanasia significa "buena muerte" y se usa para describir el acto de dormir a una mascota. Las mascotas que sufren y ya no tienen una buena calidad de vida a menudo reciben el regalo de detener su dolor y evitar la pérdida de su dignidad. El hecho de que podamos proporcionar este tipo de alivio para nuestras mascotas se considera algo positivo para la mayoría de las personas y la forma en que se hace es muy humana.

Ocasionalmente, los refugios de animales desbordados y otros lugares y personas optarán por dormir a una mascota sana. Esto a menudo se conoce como eutanasia de conveniencia, ya que no hay ninguna razón médica para dormir a la mascota. La falta de espacio, tiempo, recursos y otras razones relacionadas con los deseos y necesidades del animal y / o la persona hacen que se elija. La conveniencia de la eutanasia es un tema controvertido y que algunos argumentan que no es humano. Muchos veterinarios incluso se negarán a proporcionar este tipo de procedimiento.

Lidiando con la culpa

La mayoría de las veces una mascota se duerme por muy buenas razones. Su veterinario puede ayudarlo a determinar cuándo es el momento adecuado para dormir a su mascota si siente que está sufriendo, ya que a veces dormirla es la única forma de aliviar el dolor.

Duele decir adiós, pero cuando pones a una mascota a dormir, puedes encontrar consuelo al saber que ya no duele. Sin embargo, la culpa suele ser una emoción normal cuando tenemos que tomar una decisión difícil, especialmente si no estamos seguros de que sea la correcta. Es difícil tomar una decisión de vida o muerte y no cuestionar si podríamos haber hecho algo más para evitar la pérdida de nuestra mascota.

Necesitamos recordarnos durante estos tiempos que no siempre podemos predecir el futuro, por lo que mirar hacia atrás y pensar que podríamos o deberíamos haber hecho algo diferente para evitar que este resultado no sea productivo. Hacernos sentir culpables no ayuda a la situación. Lo mejor que podemos hacer es reflexionar y aprender de nuestras experiencias pasadas. Es poco probable que cualquier decisión que tomemos por nuestra mascota intente lastimarla intencionalmente, por lo que no es justo permitirnos sentirnos culpables por hacer o no hacer algo. Durante estos tiempos difíciles, incluso puede ayudar recordarnos que debemos amarnos y perdonarnos a nosotros mismos como solían hacerlo nuestras mascotas. Podemos aprender mucho sobre el amor incondicional de nuestras mascotas y darnos gracia y comprensión son buenas maneras de honrar la memoria de nuestra mascota.

Si necesita más orientación y ayuda, es importante recordar que los grupos de apoyo para la pérdida de mascotas y los consejeros de duelo están listos y dispuestos a ayudarlo durante este proceso emocional. No tengas miedo de buscar ayuda.