Podredumbre de aleta en peces de acuario

pez Betta

La podredumbre de las aletas es una de las enfermedades más comunes en los peces de acuario, pero también es una de las más prevenibles. Técnicamente, la pudrición de la aleta puede ser causada por varias especies diferentes de bacterias, pero la causa raíz siempre es de naturaleza ambiental y a menudo está relacionada con el estrés. Cuando los peces se mueven, se someten a hacinamiento o se combinan con peces agresivos que los persiguen y muerden sus aletas, son más susceptibles a la pudrición de las aletas.

¿Qué es la pudrición de la aleta?

La pudrición de las aletas es una afección generalmente causada por las bacterias Aeromonas , Pseudomonas o Vibrio . Si bien es relativamente fácil de prevenir, la pudrición de las aletas puede ser difícil de curar una vez que se establece, particularmente en las etapas más avanzadas. Si no se trata, la pudrición de las aletas eventualmente matará a los peces enfermos y también puede infectar a todos los demás peces en el tanque.

Síntomas de pudrición de aleta en peces de acuario

En las primeras etapas de la pudrición de la aleta, los bordes de las aletas se decolorarán, apareciendo lechosos en los bordes. A menudo, este cambio es tan sutil que pasa desapercibido hasta que comienza a deshilacharse las aletas o la cola. A medida que la infección se propaga, pequeños trozos de las aletas mueren y comienzan a caerse, dejando un borde irregular.

Con el tiempo, las aletas se vuelven cada vez más cortas a medida que la carne muerta continúa desprendiéndose de las aletas afectadas. El área afectada puede enrojecerse e inflamarse, y aparecen manchas de sangre a medida que se come más tejido.

Es común que se desarrollen infecciones micóticas secundarias a lo largo de los bordes sin tratar de las aletas. No es inusual que las bacterias Columnaris (algodón) también estén presentes al mismo tiempo que la pudrición de las aletas, ya que ambas enfermedades pueden ser causadas por factores ambientales similares.

Ilustración de signos de pudrición de aleta en peces
Ilustración: Ashley Nicole DeLeon. © The Spruce, 2018

Causas de la pudrición de la aleta

Las causas más comunes de pudrición de las aletas son la mala  calidad del agua  y la temperatura del agua inadecuadamente baja. El hacinamiento en el tanque, la alimentación de alimentos obsoletos, la sobrealimentación de los peces y el movimiento o la manipulación también pueden causar estrés que conduce a la pudrición de las aletas.

Tratamiento

Varios antibióticos son efectivos para tratar la pudrición de las aletas, pero la causa raíz debe abordarse para garantizar que la enfermedad no regrese. C El tratamiento debe incluir un cambio de agua  y un examen cuidadoso de las condiciones del acuario. Si hay restos de comida, aspire la grava y tenga cuidado para evitar la sobrealimentación en el futuro.

Comience a poner fechas en su alimento para peces , ya que pierde el contenido de vitaminas bastante rápido después de que se abre el contenedor de alimentos. Alimentar a su pescado con alimentos frescos y de alta calidad en cantidades más pequeñas es mucho mejor que las comidas frecuentes y grandes de alimentos rancios.

Verifique el pH y la temperatura del agua y asegúrese de que sea apropiado para sus especies de peces. Asegúrese de que no haya cloro, amoníaco o nitrito en el agua y que el nitrato sea inferior a 40 ppm (mg / L).

Una vez que se corrige la causa raíz, los antibióticos generalmente curarán la enfermedad en sí. Se recomienda el tratamiento con un medicamento que sea efectivo contra organismos gramnegativos. Consulte con un veterinario que trate a los peces (ahora hay muchos veterinarios acuáticos certificados) para obtener los antibióticos apropiados para su pez.

Siempre trate de acuerdo con las instrucciones de su veterinario, ya que las preparaciones de medicamentos para la pudrición de aletas pueden variar de un fabricante a otro. Es particularmente importante continuar el tratamiento durante el período de tiempo recomendado, ya que finalizar el tratamiento demasiado pronto puede provocar la reaparición de la infección.

El uso de sal de acuario en una cucharadita por galón de agua beneficiará a los peces vivos, pero debe evitarse en peces como el bagre sin escamas, ya que son bastante sensibles a la sal.

Cómo prevenir la pudrición de la aleta

Muchas de las medidas para prevenir la pudrición de las aletas son los mismos pasos preliminares que se usan para tratar a los peces que tienen la enfermedad. La mejor prevención contra la pudrición de las aletas es un buen mantenimiento del acuario . Cambie el agua regularmente, aspire la grava y controle la química del agua teniendo un programa de pruebas regular y documentando los resultados. Esto le permitirá notar rápidamente los cambios en la química del agua que ocurren con el tiempo, brindándole la oportunidad de corregir los problemas antes de que se agraven.

Al alimentar, mantenga la cantidad baja. Solo alimente a los peces con la cantidad de comida que consuman en aproximadamente 3 minutos, dos veces al día. La sobrealimentación es el error más común cometido por todos los propietarios de peces y contribuye a la mala calidad del agua que fomenta las bacterias. Compre alimentos en recipientes lo suficientemente pequeños como para que se puedan usar en uno o dos meses.

No sobrecargue el tanque y observe si hay signos de pelea entre peces que puedan dañar las aletas. Tenga cuidado al elegir compañeros de acuario para peces que tienen aletas largas y fluidas, ya que cortarlas aleja a los peces más susceptibles a la pudrición de las aletas. También es importante mantener la temperatura del agua lo suficientemente caliente para los peces con aletas largas, ya que las bajas temperaturas del agua promoverán la pudrición de las aletas en estas especies. 

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial de salud de la mascota y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.