¿El aceite de coco es seguro para los gatos?

Atigrado y Gatito Blanco con Coco

El aceite de coco se ha utilizado en la cocina durante décadas, pero en los últimos años su popularidad como remedio holístico se ha disparado. Los partidarios deliran sobre los numerosos beneficios para la salud del aceite de coco para los humanos. De hecho, se ha vuelto tan popular que algunas personas están comenzando a dárselo a sus gatos por los mismos beneficios que están viendo en sí mismos.

¿El aceite de coco es beneficioso o dañino para los gatos? Los dueños de gatos bien intencionados deben conocer los hechos sobre el aceite de coco antes de administrarlo a sus gatos.

¿Qué es el aceite de coco?

El aceite de coco proviene de cocos maduros y se puede utilizar tanto en alimentos como en productos para la salud. Contiene ácidos grasos saturados llamados triglicéridos de cadena media. Los MCT, que también incluyen aceite de almendra de palma, se digieren más fácilmente que los triglicéridos de cadena larga (como el aceite de oliva, el aceite de soja, el aceite de aguacate y el aceite de pescado). Como tal, los MCT se consideran una mejor fuente de energía rápida que los triglicéridos de cadena larga y tienen menos probabilidades de convertirse en grasa en el cuerpo. Los MCT pueden estar compuestos de diferentes cadenas de ácidos grasos, incluidos el ácido caprílico y el ácido cáprico, los cuales han demostrado propiedades antifúngicas en estudios de laboratorio. También contienen ácido láurico, que ha demostrado tener propiedades antifúngicas y antibacterianas y antivirales. El aceite de coco puede contener ácido caprílico, cáprico y láurico, por lo que

¿El aceite de coco tiene beneficios reales?

Si bien hay afirmaciones anecdóticas de los beneficios para la salud del aceite de coco, es importante comprender que estas afirmaciones no están respaldadas exactamente por la ciencia. Los estudios han sido poco concluyentes y principalmente en sujetos humanos. Esto no quiere decir que el aceite de coco sea inútil o dañino; es solo para aclarar que los efectos del aceite de coco no están probados en los gatos.

El aceite de coco y otros alimentos que contienen MCT tienen teóricamente propiedades antibacterianas, antifúngicas, antivirales y antiinflamatorias. Algunos creen que los MCT que se encuentran en el aceite de coco también pueden ayudar en la digestión, aliviar los trastornos digestivos y prevenir las bolas de pelo en los gatos. Otra teoría es que los MCT pueden ayudar con la energía cerebral y la cognición en los gatos mayores.

Algunos propietarios sienten que el uso de aceite de coco, ya sea por vía oral o tópica, puede mejorar la condición del pelaje de su gato y también puede aliviar la piel seca o con picazón. Otras teorías sugieren que esto puede ayudar con las funciones metabólicas, ayudar a perder peso y aliviar el dolor de la artritis, así como mejorar la salud ósea.

Es importante recordar que se trata de afirmaciones sin fundamento sin ninguna prueba científica.

¿El aceite de coco es seguro para mi gato?

Todos los beneficios potenciales mencionados hacen que el aceite de coco suene como la última cura milagrosa. Incluso puede usarlo usted mismo y experimentar algunos beneficios. Si crees que el aceite de coco podría ser una buena opción para tu gato, primero debes consultar a tu veterinario para que te aconseje. Aunque el aceite de coco no es venenoso para los gatos, puede no ser el complemento ideal para la dieta de todos los gatos. Cualquier cambio en la dieta, suplementos o medicamentos puede afectar la salud de su gato. Dependiendo de su gato, el aumento de grasa en la dieta puede provocar aumento de peso o problemas digestivos. Su veterinario conoce el historial y la condición física de su gato y puede ayudarlo a tomar la decisión correcta.

En general, el uso de aceite de coco no es algo típicamente recomendado por los veterinarios. Esto se debe principalmente a que los propietarios informan los beneficios potenciales enumerados anteriormente, no respaldados por la ciencia. Para determinar la seguridad y la eficacia del aceite de coco, debe estudiarse en un entorno controlado con una gran población de prueba que sea repetible y revisada por pares. Por lo tanto, aunque su amigable empleado de la tienda de suministros para mascotas del vecindario puede jurar por un remedio de aceite de coco que funcionó en su gato, realmente no hay forma de saber si tendrá el mismo efecto en su gato o no.

¿Cómo puedo usar el aceite de coco?

Si el aceite de coco podría no ser todo lo que está hecho, ¿cómo lo usas exactamente para tu gato? En primer lugar, no use aceite de coco en su gato hasta que hable con su veterinario, quien podrá decirle qué usos son apropiados y en qué cantidades.

El uso tópico puede parecer seguro y bastante fácil de administrar para problemas de la piel. Sin embargo, es muy probable que tu gato lama el aceite después de que se haya aplicado. Esto significa que el gato ingiere el aceite y potencialmente irrita la piel en esa área. Puedes usar un champú de venta libre con aceite de coco orgánico (aunque la mayoría de los gatos generalmente no aprecian darse un baño completo), pero asegúrate de que esté destinado para su uso en gatos.

El uso oral puede ser una opción si su veterinario lo aprueba. Asegúrese de seguir los consejos de su veterinario en cuanto a cantidad y frecuencia. Podrán decirle una dosis adecuada para que no dé accidentalmente demasiado a la vez y termine con un lío grasiento y diarrea en sus manos. También pueden aconsejarle sobre los riesgos versus los beneficios del aceite de coco oral si su gato es propenso a  aumentar de peso o tiene antecedentes de pancreatitistrastorno del intestino irritable o cualquier otra enfermedad o afección metabólica. El aceite de coco oral puede exacerbar algunos problemas de salud, especialmente enfermedades que hacen que los gatos metabolicen la grasa de manera ineficiente.

Si obtiene la luz verde de su veterinario para usar aceite de coco en su gato, asegúrese de elegir aceite de coco sin refinar (a menudo llamado "virgen"). Si puede encontrar aceite de coco prensado en frío, eso será aún mejor. El aceite de coco refinado no tiene los beneficios teóricos e incluso puede no ser saludable. Además, tenga en cuenta que no todos los aceites de coco tienen el mismo sabor. Algunos pueden tener un sabor de coco más fuerte, mientras que otros son más suaves. Es posible que deba probar algunas marcas diferentes para determinar qué le gusta más a su gato.