Qué hacer si tu gato tiene una nariz que moquea

Primer plano de gato durmiendo

¿Por qué un gato tendría secreción nasal? Hay muchas razones potenciales para el goteo nasal en los gatos. El tratamiento para el goteo nasal de su gato depende de la causa.

Goteo nasal en los gatos

La secreción nasal, o secreción nasal, no es una enfermedad en sí misma, sino un signo de una enfermedad u otro problema de salud. Una secreción nasal es causada por algo que irrita o inflama los tejidos nasales. La secreción nasal puede provenir de una o ambas fosas nasales. También puede cambiar entre las fosas nasales.

Signos asociados con secreción nasal en los gatos

Si su gato tiene secreción nasal, puede notar o no otros signos al mismo tiempo. Si la nariz está funcionando y nada más parece inusual, no significa que no haya un problema mayor. Sin embargo, si ve otros signos de enfermedad junto con secreción nasal, puede ser un problema más urgente. Esté atento a los signos de problemas de salud y comuníquese con su veterinario para obtener asesoramiento.

  • Secreción nasal
  • Manchado o decoloración del pelaje alrededor de la boca y la nariz.
  • Congestión nasal
  • Estornudos
  • Tos
  • Hinchazón nasal
  • Secreción ocular u otros problemas oculares
  • Manoseando en la cara
  • Letargo
  • Respiración dificultosa
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso

Causas de la nariz que moquea en los gatos

Hay muchas razones posibles para que un gato tenga secreción nasal. Con mayor frecuencia, la secreción nasal en los gatos ocurre como un signo de un problema respiratorio superior.

  • Infección de las vías respiratorias superiores (viral, bacteriana, fúngica)
  • Enfermedad respiratoria crónica
  • Trauma en la cavidad nasal.
  • Pólipo, tumor o cuerpo extraño en el canal nasal (generalmente acompañado de estornudos)
  • Problemas oculares (la secreción ocular puede conducir a un exceso de secreción nasal)
  • Problemas orales y dentales.
  • Problemas de oído
  • Alergias
  • Exposición a toxinas

Qué hacer si su gato tiene una nariz que moquea

Si nota secreción nasal en su gato y no hay otros signos de enfermedad, entonces es sensato esperar uno o dos días para ver si la secreción nasal se aclara. Si aparecen otros signos, o la secreción nasal continúa durante unos días, entonces su gato necesitará atención veterinaria.

Llame a su veterinario para preguntar sobre los próximos pasos. Si su gato tiene signos similares al resfriado (secreción nasal y congestión, estornudos, secreción ocular), entonces el consultorio de su veterinario puede programar una cita a una hora específica para mantener alejados a otros gatos. Muchas infecciones felinas de las vías respiratorias superiores son altamente contagiosas.

Si los signos de su gato aparecen repentinamente y parecen ser severos, o si hay sangrado por la nariz, lo mejor es comunicarse con la oficina de su veterinario de inmediato. Si los signos agudos comienzan cuando su veterinario está cerrado, comuníquese con un veterinario de emergencia para recibir asesoramiento. Esto es especialmente importante si su gato ha sufrido un trauma.

Tratamiento para la secreción nasal en los gatos

Lo primero que hará su veterinario es realizar un examen exhaustivo de su gato. Asegúrese de compartir la mayor cantidad de información posible sobre los signos que ha visto en casa, así como el historial médico actual y pasado de su gato. Informe a su veterinario sobre el entorno, la dieta y los medicamentos o suplementos de su gato que esté administrando.

Su veterinario puede recomendar pruebas de diagnóstico según el resultado del examen. Las pruebas básicas de sangre y orina proporcionarán información sobre la función de los órganos y el recuento de células de su gato. Las radiografías (rayos X) del pecho de su gato permitirán que el veterinario visualice los pulmones.

Es posible que se necesiten ciertas pruebas de laboratorio e imágenes especializadas según los resultados de estas pruebas. Por ejemplo, su veterinario puede enviar a su gato a hacerse una rinoscopia si se sospecha una masa nasal o un cuerpo extraño. Una tomografía computarizada o resonancia magnética puede ser necesaria si el veterinario decidió descartar algo grave.

Si la secreción nasal de su gato se debe a una infección de las vías respiratorias superiores, se necesitarán medicamentos para aclararla. Esto puede incluir antibióticos, medicamentos antimicóticos o esteroides, dependiendo de la fuente de la infección. Es posible que su veterinario quiera enviar muestras de la descarga a un laboratorio si se necesita más información.

Para problemas crónicos o recurrentes con secreción nasal, su veterinario puede recomendar una consulta con un veterinario especialista.

Cómo prevenir el goteo nasal en los gatos

La mejor manera de prevenir una secreción nasal en su gato es evitar que ocurran enfermedades y lesiones en primer lugar. Los gatos al aire libre tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones y contraer infecciones contagiosas. Mantener a su gato en el interior puede reducir en gran medida los riesgos. Además, asegúrese de que su gato esté vacunado según lo recomendado por su veterinario.