Cómo detener la agresión repentina en un perro

perro ladrando a extraño

Si su perro adulto ha estado con usted por un tiempo, generalmente puede predecir su comportamiento en varios tipos de situaciones. Pero en general, puede confiar en que la personalidad y el temperamento de su perro se mantendrán más o menos iguales a largo plazo. Es por eso que puede ser tan impactante ver que tu amiga tranquila de repente se vuelve irritable, comienza a criticar a las personas u objetos o incluso actúa de manera brutal.

La agresión repentina en su perro puede ser aterradora y desagradable. La clave para lidiar con este cambio de comportamiento es primero tratar de determinar la causa. Al mismo tiempo, es importante mantener a salvo a su perro, así como a sus amigos humanos, familiares, otras mascotas y a usted mismo, buscando la ayuda de su veterinario de inmediato.

Mientras tanto, maneje al perro de una manera cuidadosa y no agresiva y tome medidas para controlar su agresión hasta que pueda descubrir qué lo está causando e idealmente encontrar una solución segura y viable.

¿Por qué los perros se vuelven agresivos de repente?

La agresión del perro hacia las personas puede implicar una variedad de comportamientos como ladrar, lanzarse, gruñir, gruñir, chasquear, pellizcar y morder. Los perros también pueden tener "agresión con correa", que ocurre cuando están caminando y pueden incluir empujar, jalar y ladrar, principalmente a otros perros.

No es normal cuando un perro feliz y amoroso exhibe repentinamente un comportamiento agresivo sin una razón obvia. Si observa más de cerca, siempre solicitando la ayuda de su veterinario, es posible que pueda descubrir la causa del cambio de comportamiento de su perro .

  • El miedo puede provocar cambios repentinos de comportamiento y temperamento, como la agresión. Si la agresión es temporal, es posible que su perro simplemente esté reaccionando a una amenaza percibida. Sin embargo, aún es importante descubrir por qué su perro reaccionó como lo hizo si no lo ha hecho en el pasado. No quieres que te pille desprevenido ni poner a tu perro en una situación que pueda provocar otro ataque de agresión.
  • Muchos problemas de salud comunes también pueden afectar la personalidad de su perro, y algunos pueden ser graves. Esto es especialmente común a medida que su perro se convierte en un adulto mayor y comienza a desarrollar  enfermedades relacionadas con la edad . En algunos casos, la agresión repentina en un perro mayor puede estar relacionada con la disfunción cognitiva canina o la  demencia .
  • Si la agresión de su perro se acompaña de otros síntomas, como pérdida de cabello, aumento de peso o letargo, podría ser un signo de hipotiroidismo. Si va acompañado de convulsiones o cambios rápidos de humor, podría ser por convulsiones. El daño cerebral a áreas específicas del cerebro debido a tumores, problemas de tiroides y traumatismos también puede provocar problemas de agresión.
  • Una infección de oído podría ser el culpable si su perro se vuelve agresivo de repente en presencia de ruidos fuertes.
  • Si comer hace que tu perro esté de mal humor, la causa puede ser un problema dental .
  • Una lesión podría ser la fuente de la agresión repentina de su perro si parece tener dolor. Para explorar esta posibilidad, comience con un examen físico superficial. Busque hinchazón, cortes, almohadillas rotas, picaduras de insectos o puntos sensibles. Cualquier cosa que parezca fuera de lo común podría estar lastimando a tu perro y provocando agresión.
  • Verifique el interior de la boca de su perro si se siente seguro al hacerlo para ver si un objeto extraño puede estar causando la agresión. Puede ser una perspectiva desalentadora si el perro se siente ágil, pero el problema podría ser algo tan simple como un pedazo de comida, juguete o palo atrapado en los dientes de su perro. Sin embargo, si su perro lo amenaza de alguna manera, deje el examen oral a su veterinario.
  • Tome nota de todos los demás síntomas, como vómitos , diarrea , pérdida de apetito y letargo, y escriba esta información para que pueda compartirla con su veterinario.

Próximos pasos

Independientemente de si puede determinar la causa de la agresión repentina de su perro, es importante que lo lleve al veterinario lo antes posible. Si el perro ha sufrido un cambio de personalidad, esto es grave y debe averiguar qué está mal.

  • El veterinario discutirá el historial médico y de comportamiento de su perro y realizará un  examen físico completo . El objetivo es primero descartar lesiones y otros problemas médicos. Es posible que se necesiten análisis de sangre y orina para evaluar el recuento de células sanguíneas y la función de los órganos de su perro. Es posible que también se necesiten radiografías para localizar la fuente del problema.
  • Si su veterinario no puede encontrar un problema médico, busque la ayuda de un conductista canino certificado . Un profesional del comportamiento animal puede ayudarlo a trabajar con su perro utilizando técnicas como la modificación del comportamiento, el acondicionamiento y la desensibilización y también puede ayudarlo a decidir si el riesgo de vivir con su perro es demasiado grande y si la eutanasia está justificada.
  • Mientras trabajas en un problema de agresión con tu perro, es mejor limitar la exposición a extraños, otros perros o niños pequeños. Una regla de no visitante y no acariciar es lo mejor. Además, no deje a su perro desatendido y manténgalo con una correa en todo momento mientras camina, en un parque o en cualquier otro lugar. No vale la pena arriesgar una mordedura de perro o un posible susto de su perro mientras determina de dónde proviene la agresión repentina.
Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial de salud de la mascota y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.