8 consejos para ayudar a los gatos a disfrutar del viaje en automóvil

Un gato y un niño durmiendo en un auto

Los gatos no pueden imaginar algo que nunca les haya sucedido antes. En cambio, recuerdan experiencias pasadas y creen que lo mismo sucederá nuevamente. Debido a que los primeros viajes en automóvil de un cachorro o gatito no siempre son tan agradables, algunas mascotas temen viajar.

En cambio, ayude a los gatos a asociar los autos con experiencias divertidas y felices en lugar de solo viajes al veterinario. El proceso, llamado desensibilización con acondicionamiento clásico , requiere paciencia y tiempo, pero funciona tanto si tu gatito actúa asustado , enfermo o hiperactivo. Use refuerzo positivo, y una vez que se dé cuenta de que un viaje en automóvil significa cosas maravillosas para él, esperará con ansias cada viaje.

8 consejos para viajar en coche con gatos

  1. Por razones de seguridad, los gatitos y los gatos deben viajar dentro de un transportista mientras están en el automóvil. Una mascota suelta se convierte en un proyectil peludo en caso de accidente. El conductor necesita concentrarse en la carretera y el tráfico, no el bebé en su regazo o debajo de los pedales. Incluso los gatos que se portan bien y se sueltan en el automóvil pueden lesionarse, porque una bolsa de aire aplastará a la mascota si se encuentra en el asiento delantero durante un accidente. Así que asegúrate de entrenar al gato antes de salir a la carretera de vacaciones.
  2. A pesar de que estará dentro de una caja, es útil que Kitty experimente cosas positivas sobre el automóvil antes de encender el motor. Los gatos son sensibles al medio ambiente y al territorio, por eso prefieren quedarse en casa en un entorno familiar. Así que familiarice el automóvil permitiendo que Kitty se frote las mejillas y extienda su aroma para reclamar el automóvil como territorio personal, y se sentirá más relajado y feliz durante los viajes.
  3. Coloque la cama, la manta o la toalla del gato que lo acarició desde el interior del automóvil en el asiento trasero. De esa manera, su aroma ya está adentro. Pulverizar la zona de confort con Feliway sobre la toalla o la tapicería del automóvil también puede ayudar al gato a sentirse más relajado.
  4. Entra al auto con tu gato, cierra la puerta y deja que huela y explore un poco. Tenga cuidado de que los gatitos pequeños no se retuerzan en los cubículos debajo del tablero. Cinco minutos es suficiente. Prepárate para devolver al gatito a un entorno seguro y sin miedo en caso de que actúe abrumado. Es posible que vea pelaje esponjoso, orejas caídas , cola activa o vocalizaciones . Repita esta visita en automóvil de cinco minutos un par de veces al día durante varios días, extendiendo el tiempo cada vez que el gatito se mantenga en calma.
  5. Haga la hora de comer en automóvil. Una vez que esté tranquilo en el automóvil, alimente todas sus comidas en el automóvil durante una semana u ofrezca golosinas de muy alto valor que el gatito recibe en ningún otro momento. Si su gato está más motivado por el juego o la hierba gatera, consiéntalo con los favoritos durante los tiempos del automóvil. Debe aprender que solo estas cosas buenas de la vida suceden cuando estás cerca del automóvil.
  6. Debería combinar el entrenamiento de la caja con las visitas en automóvil. Una vez que Kitty acepte el automóvil como su territorio, colóquelo en su portador, colóquelo en el asiento trasero (lejos del peligro del airbag) y encienda el automóvil. Luego apague el motor y salga sin ir a ninguna parte. Haga esto tres o cuatro veces durante el día hasta que la mascota lo tome como algo natural. Cada vez, le darás mucho juego u otras recompensas una vez que salga de la caja.
  7. Finalmente, después de encender el automóvil, retroceda el automóvil hasta el final del camino de entrada y pare. Haga esto dos o tres veces seguidas, siempre dejando salir a la mascota después de que regrese. Si la mascota llora o muestra estrés , es posible que se esté moviendo demasiado rápido para él. El proceso lleva una eternidad, pero funciona.
  8. Continúe aumentando el tiempo del automóvil en incrementos: un viaje alrededor de la cuadra y luego a casa, luego un viaje por la calle y de regreso, y así sucesivamente. Haga que cada viaje en automóvil sea optimista y positivo, de modo que la experiencia haga que el gato espere con ansias el próximo viaje.