Diferentes significados de la cola de un perro

Labrador amarillo cavando en la playa

Una cola que se mueve es una forma de comunicación del perro. Los perros mueven la cola para contarnos algo sobre cómo se sienten, tal como lo hacen con otras formas de lenguaje corporal . Pero, ¿sabes lo que realmente significa meneo de cola canina

¿Por qué los perros mueven la cola?

Los perros mueven la cola para comunicarse con los humanos y otros animales.  A menudo, parece bastante obvio lo que el perro está tratando de decirte cuando mueve la cola. La mayoría de las personas miran a un perro con una cola que se mueve y suponen que es feliz . Si bien esto suele ser cierto, hay momentos en que un perro mueve la cola justo antes de que se vuelva agresivo . Es importante que prestes atención a cómo el perro sostiene su cola cuando la mueve. Donde está la cola y la forma en que un perro sostiene su cuerpo mientras lo mueve puede darle una pista sobre lo que está tratando de comunicar. También debe prestar atención a otros signos en el lenguaje corporal del perro.

Feliz meneando

¿La cola del perro está relajada y se mueve hacia adelante y hacia atrás? ¿Se mueve su cuerpo junto con el meneo? Si un perro mueve la cola y el resto de su cuerpo parece relajado o se mueve junto con el movimiento, es probable que se trate de un perro feliz y cómodo . El meneo feliz y relajado de la cola suele ir acompañado de una feliz expresión facial. Un perro feliz generalmente tiene ojos brillantes, una boca abierta y relajada, y posiblemente un pantalón suave . El movimiento rápido de la cola con otras señales felices generalmente significa que el perro está emocionado.

Razones alternativas

¿Tiene la cola del perro alta y se mueve hacia adelante y hacia atrás mientras el cuerpo del perro permanece bastante erecto y rígido? Si un perro mantiene su cuerpo erguido y rígido mientras mueve la cola, puede estar diciéndole que se siente territorial o incómodo con algo que sucede a su alrededor. La cola puede estar baja y moverse lentamente, generalmente porque el perro duda sobre algo. O la cola del perro puede mantenerse alta y moverse de un lado a otro, de manera estrecha pero rápida. Esta incomodidad puede ser un precursor de la agresión.  Esta es una razón por la cual las personas a veces informan que un perro estaba moviendo la cola justo antes de morder a alguien. Entonces, si te encuentras con un perro que no sabes quién está moviendo la cola, mira lo que el resto de su lenguaje corporal te dice antes de acercarte. Eso'mordido por un perro .

Meneando la cola izquierda y derecha

¿Importa en qué dirección se mueve la cola de un perro ? Un estudio muestra que podría ser importante cuando se trata de la comunicación de perro a perro. Los  investigadores encontraron que los perros tenían diferentes respuestas emocionales dependiendo de si la cola de otro perro se movía hacia la izquierda o hacia la derecha. Los perros que observaban otro meneo a la derecha parecían relajarse. Los perros que observaban a otro perro con un meneo de la cola izquierda exhibían signos de nerviosismo, estrés o ansiedad. Este estudio arroja algo de luz sobre la forma en que los perros interactúan entre sí.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial de salud de la mascota y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.
Fuentes del artículo
Spruce Pets utiliza solo fuentes de alta calidad, incluidos estudios revisados ​​por pares, para respaldar los hechos de nuestros artículos. Lea nuestro proceso editorial para obtener más información sobre cómo verificamos los hechos y mantenemos nuestro contenido preciso, confiable y confiable.
  1. Interpretando los mechones de cola en perrosVCA Animal Hospitals , 2020

  2. Siniscalchi, Marcello et al. Ver movimientos de cola asimétricos hacia la izquierda o hacia la derecha produce diferentes respuestas emocionales en los perrosCurrent Biology , vol 23, no. 22, 2013, págs. 2279-2282. Elsevier BV , doi: 10.1016 / j.cub.2013.09.027