Tiña en perros

Perro con tiña en la nariz

La tiña es un hongo que se encuentra en el medio ambiente. Deriva su nombre de la erupción redonda "similar a un gusano" que se ve en la piel humana infectada. A menudo contraída a través de esporas que residen en el suelo, la tiña se puede encontrar en cualquier parte del cuerpo de un perro, lo que provoca lesiones en la piel y molestias. Puede infectar tanto a humanos como a perros y puede transmitirse de perros a humanos. Afortunadamente, la mayoría de los casos responden bien al tratamiento con medicamentos antimicóticos. Este curso de medicina, combinado con un lavado completo de ropa de cama y juguetes, puede ser todo lo que se necesita para sanar a su mascota y evitar la transmisión a los miembros de la familia.

¿Qué es la tiña?

La tiña, o dermatofitosis , es una infección micótica de la piel. A pesar de su nombre, la tiña no es un gusano, sino un hongo zoonótico , lo que significa que puede propagarse de los perros a los humanos o viceversa.

Los síntomas de la tiña en perros

Las lesiones clásicas de la tiña se presentan en animales como áreas irregulares de pérdida de cabello y descamación. Estas lesiones comúnmente aparecen en la cabeza, orejas, patas y extremidades de un perro, pero pueden ocurrir en cualquier otro lugar. Una infección de tiña en un perro puede parecer simplemente una calva, con muy poca inflamación o enrojecimiento y puede no causar picazón; otras veces puede ser muy roja y con picazón. Los casos leves en "portadores asintomáticos" pueden ni siquiera mostrar signos de enfermedad. Mientras que, los casos severos pueden extenderse por todo el cuerpo, resultando en lesiones inflamadas y con costras. Las infecciones por tiña en las patas pueden provocar una infección en las uñas, donde las garras se vuelven quebradizas y se rompen.

Una ilustración de signos de tiña en perros
Ilustración: The Spruce / Lara Kelly Miller

En los humanos, la tiña se presenta de manera bastante diferente, dependiendo del tipo de hongo y la ubicación del cuerpo. Con mayor frecuencia, las lesiones son rojas, elevadas, con picazón y, a veces, escamosas. Si se encuentran lesiones tanto en su mascota como en usted o en un miembro de su familia, se necesitará tratamiento para evitar una mayor transmisión. Si le preocupa que usted o un miembro de su familia puedan tener tiña, comuníquese con su médico.

Causas de la tiña

Dado que el hongo de la tiña reside en el suelo, un perro cavador lo encuentra regularmente. Sin embargo, no todos los animales contraerán el hongo simplemente por contacto. La edad de su perro (los cachorros son más propensos a las infecciones), su estado inmunológico y sus hábitos de aseo afectan la tasa de transmisión. Tanto en las personas como en los perros, quienes tienen un sistema inmunitario debilitado tienen mayor riesgo.

La transmisión de la tiña también puede propagarse cuando su perro entra en contacto con un animal infectado o su ropa de cama, juguetes, cepillos, tijeras, monturas y otro equipo. Incluso los muebles para el hogar y las alfombras pueden albergar infecciones. Y las esporas de hongos pueden permanecer latentes en una variedad de superficies, como peines, cepillos y tazones de comida, durante muchos meses.

Primer plano de un perro mientras cavando en un bosque
Los perros suelen contraer la tiña al excavar en el suelo. Audrius Peseckis / EyeEm / Getty Images

Tratamiento

Una prueba rápida en el consultorio llamada "examen de la lámpara de Wood" utiliza una luz ultravioleta en una habitación oscura para ver si el área afectada tendrá fluorescencia. Sin embargo, no todas las infecciones por tiña serán fluorescentes y otras erupciones pueden causar una detección falsa. Para un diagnóstico definitivo de la tiña, puede ser necesario un cultivo fúngico, que consiste en recolectar raspados de pelo y piel y luego observar el crecimiento de hongos en un laboratorio. Este proceso puede llevar varios días y hasta algunas semanas.

El tratamiento de la tiña varía con la gravedad de la infección. Los casos leves requieren un tratamiento tópico que a menudo implica lavar a su perro con un champú antimicótico dos veces por semana. Otros remedios tópicos incluyen ungüentos medicinales o cremas aplicadas a las lesiones. Un veterinario puede recomendar afeitarse las áreas en cuestión o cortar el pelo de su perro para ayudar en el tratamiento.

Los casos avanzados requieren medicamentos orales recetados, generalmente además del tratamiento tópico. Sin embargo, la medicina oral generalmente se reserva para infecciones graves o crónicas, ya que es costosa y puede iniciar una serie de efectos secundarios, que incluyen náuseas, vómitos, diarrea y pérdida de apetito. El tratamiento de casos graves de tiña implica un protocolo de seis semanas (mínimo), uno que, si se detiene demasiado pronto, puede provocar una recurrencia de infección. Después de eso, se ordena nuevamente un cultivo de tiña, y dos pruebas negativas indican la resolución de la infección.

Perro Bañándose
Bañar a un perro con champú antimicótico puede ayudar a tratar la tiña. Imágenes de Nastasic / Getty

Tiña en el medio ambiente

Además de tratar al perro, los dueños de mascotas también deben tratar su entorno, ya que la tiña puede sobrevivir (en las condiciones adecuadas) hasta por 18 meses. Un protocolo básico se parece a esto: confine a su mascota contaminada en una habitación. Aspire las alfombras y los pisos profundamente cada 4 días durante el tratamiento, teniendo cuidado de desechar las bolsas o botes de la aspiradora en un basurero exterior. Use guantes de grado médico para manipular la ropa de cama y las alfombras. Deseche las alfombras y los tapetes que son específicos para el uso de mascotas. Lave toda la ropa de cama y los juguetes con una solución de lejía. O mejor aún, deséchelos y reemplácelos. Desinfecte todas las superficies con agua y jabón, seguido de una solución de lejía diluida (una parte de lejía por 10 partes de agua).

Según el sitio de Worms & Germs de la Universidad de Guelph , la desinfección de todo el entorno debe repetirse regularmente, al menos una vez al mes, hasta que cada animal infectado esté libre de infección.

Cómo prevenir la tiña

No puedes restringir a un perro de retozar en el bosque y rodar por el suelo. Pero dado que los lugares favoritos de su perro pueden estar infestados de tiña, la buena higiene y el sentido común reducirán la probabilidad de infección. Lave regularmente todas las camas y colchonetas para perros con agua caliente y detergente, tenga un horario de aseo constante y aspire las áreas comunes (o cualquier lugar donde su perro pase el rato) al menos una vez a la semana. No deje que sus perros jueguen en la tierra si tienen una herida abierta o una afección de la piel. Además, lave los juguetes para perros mensualmente en una solución de lejía diluida.

Este artículo se proporciona sólo para fines informativos. Si su mascota muestra algún signo de enfermedad, consulte a un veterinario lo antes posible.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial de salud de la mascota y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.